Hablemos de una propiedad física
que muchos la consideran cosa ínfima,
si lo puedo hacer mañana, no hay razón para hoy,
pensando en su indeseado trabajo,
o en los mil problemas de ir estudiando,
mirarán el tráfico,
mirarán las demoras,
mirarán el poco dinero que reciben,
por algo que les arrebató como diez horas,
basan su vida en la espera.
Y a esa misma estrella,
a ella nunca la verán.

De cuatro mil a más,
años luz tardará,
su brillantez esperada,
ni siquiera sabes si viva está.

Entonces paso las noches leyendo poemas,
pensando en quién pudo escribir estas palabras.
Sólo miras al cielo despejado
y lo que ves: el reflejo del pasado.
Tantos años, con un universo que se va expandiendo,
y tú ya sabes que no podrás revertir tu tiempo.

Las canciones repiten un coro de sentimiento,
y los cuentos enseñan una moraleja apreciada.
Invertiré mi tiempo en un centenar de versos,
algunos para mí, pero la gran mayoría para los dos.
Ya leerás esta sublime combinación,
con la que te has encontrado.

Al final puede que notes tu mirada concentrada en un vasto bosque de mundos,
el tiempo no se detendrá, muy obvio, y en segundos.
-360macky
Comentar en la Idea:

No hay comentarios